Panes y masa madre


Desde hace unos días tenemos un nuevo juguete en la cocina. Una especie de mascota rústica y de olor fuerte. Hay que alimentarla todos los días, no hay que moverla mucho, y hay que tocarla para ver si está como queremos que esté. Son tres elementos: agua, harina y miel. Masa madre o una levadura natural que con el poder de fermento que tienen las levaduras internas, a temperatura ambiente y con unos días va a tener la fuerza suficiente para levantar los panes que hacemos en casa. Todo natural.
Las primeras pruebas son estas baguettes de espiga, de costra dorada y crujiente y que al romperla con las manos desprende un aroma a levaduras. Con el tiempo ese aroma se irá refinando y esta masa madre será utilizada en todos nuestros panes.
Cuenta la leyenda que hay masas madres de cien años, historias de familias basadas en el pan, el horno y trabajo de madrugada. Nosotros por ahora les invitamos a probar este pan que horneamos cada día antes del servicio.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :