El Hornero de Roque Pérez

Hace mucho tiempo, cuando esto todavía era un obra llena de polvo y nosotros buscábamos proveedores que creyeran que íbamos a hacer algo grande alguien nos habló del Hornero de Roque Pérez y no tardamos en ponernos en contacto. Mario insistía al teléfono que debíamos ir a visitarle. En un momento llegó la amenaza, si no vienen no les vendo nada.
Pasó el tiempo, teníamos en el paladar marcado todavía por la morcilla vasca, el salame picantón, el chorizo colorado que nos habían enviado. Salames finos de campo, como reza su leyenda. Un viernes nos aventuramos hasta allá. El mapa confunde y Roque Pérez no esta cerca. Combi y remis. Somos los de Unik. El festival empezó poco a poco, en una barra de madera en la cual cortaba rodajas finas con un cuchillo muy afilado. Degustación vertical. Conocimos a su mujer, a sus nietas. La familia detrás de la barra. Nos habló de cincuenta años de experiencia. De lo que antes fue una carnicería. De cerdos, de vacas. De trabajo sin descanso y con la sonrisa en la cara.
Visitamos las entrañas del lugar, los chorizos colgados, unos jamones ahumados que están en prueba. Olía a la limpieza aséptica de los lugares que hacen bien las cosas. Y nos llevamos chorizos frescos, para la parrilla. Cien por cien cerdo, un punto picante.
Cuando conoces a un productor que hace las cosas con amor y un producto tan excelente, es muy fácil cocinar. Es muy difícil estropear todo esto. La última prueba fue con calamaretes a la plancha. Y parece que gustó.
¡Gracias familia!

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :